miércoles, 21 de julio de 2010

Aquiétate

Todos tenemos momentos donde el viento se lleva la sabiduría y estamos a punto de perderla. ¿Qué hacer en esos casos?

Da un paseo y habla con Dios. Es una terapia gratuita. De verdad, descarga tu frustración como si Dios estuviese a tu lado. "¡VAYA! ¡¿Qué se supone que haga con esta situación?! ¡¿Dónde no estoy viendo la verdad?! ¡¿Cómo puedo solucionar esto?!".

Claro, la gente creerá que estás loco, pero, ¿a quién le importa? Por lo general, presentamos una cara agradable y tranquila en público, mientras que por dentro somos un desastre. Esto es lo opuesto. Puedes parecer loco externamente, pero por dentro te sentirás calmado.

Hoy, habla con Dios. Te asombrarán las respuestas que recibirás. Y cuán tranquilas se pueden poner las cosas internamente.

Yehuda Berg

Fuente: http://www.senderoespiritual.com

1 comentario:

  1. Querida amiga, pienso que quizas todavia estas de vacaciones, te dejo el mensaje que la red esta arreglada y los posts y los blogs ,se ven en todo su explendor y se han agregado muchos más, hay mucho material para leer,pasate.http://grou.ps/meditacionesenelmarrojo abrazos de luz desde Israel ,feliz finde.helen.

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario

El anillo del Rey

Una vez, un rey de un país no muy lejano reunió a los  sabios  de su corte y les dijo: - "He mandado hacer un precioso anill...