martes, 7 de enero de 2020

Dejar ir...

▪Dejar ir no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.
 ▪Dejar ir no es aislarse, es darme cuenta que no puedo controlar al otro.
▪Dejar ir no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.
 ▪Dejar ir es admitir la impotencia que significa que el resultado no está en mis manos.
▪Dejar ir no es tratar de cambiar o culpar al otro, es sacar lo máximo de mi mismo.
 ▪Dejar ir no es cuidar, sino atender.
▪Dejar ir no es reparar sino ser de apoyo.
▪Dejar ir no es tratar de areglar todas las cosas, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.
▪Dejar ir no es ser protector , es permitir a otro que enfrente su realidad.
 ▪Dejar ir no es negar sino Aceptar.
 ▪Dejar ir no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.
 ▪Dejar ir no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene a preciarme a mi mism@ en el. ▪Dejar ir es temer menos y Amar Mas💗

jueves, 2 de enero de 2020

Entender la Muerte

ENTENDER EL TEMA DE LA MUERTE. La Muerte es uno de los momentos de la vida que más cuesta aceptar y comprender porque no hay educación previa al respecto, y eso debería cambiar, porque la muerte forma total parte de la vida. Se presenta como algo traumático, en vez de mostrarla como algo natural que se debe comprender y asimilar. En primer lugar la palabra muerte debería desaparecer, se debería llamar. "Trascender" porque eso es lo que sucede, se pasa de un estado de conciencia a otro distinto, y solo se abandona el cuerpo. El desconocimiento ante la "Trascendencia", hace a las personas sentirse debastadas y temerosas. Todos los miedos que se tienen en la vida, la no aceptación de los ciclos, el apego, dependencias y las falsas seguridades que se crean, tienen la raíz en el miedo, y no en el entendimiento a la trascendencia. Solo el conocimiento y el entendimiento enseñan que se nace, para estar un tiempo determinado en este mundo material, aveces largo y aveces corto, para que luego abandonar el cuerpo..Es un eslabón perdido en la educación, que se oculta, se esquiva y no se quiere saber nada, de como prepararse de alguna forma, a las futuras separaciones definitivas. Si se mira de forma lineal solo se ve la pérdida y el drama, pero si se mira con los sentidos del Alma, se puede ver y sentir la totalidad...O sea el sentido de la vida del ser querido, y el sentido del abandono del cuerpo físico. La pregunta no sería porque morimos...Si no hacia donde vamos, pero para eso, es necesario entender y saber quienes somos. Cuando un Ser Querido abandona éste mundo material en el que se ha experimentado la Vida, está naciendo en otros planos de existencia continuando con su evolución espiritual. Y son los sentidos físicos los que quedan aquí, los que permiten sentirlos siempre cerca, por eso es conveniente abandonar el apego y el sufrimiento, y activar el Amor incondicional hacia la persona que ha emprendido el viaje a su nuevo mundo, los sentidos del Alma tienen la capacidad de percibir la energía y el Amor del ser querido que solo se adelanto. Hay que entender que se viene a este planeta solo durante un tiempo determinado para aprender, y para cumplir la misión divina, se necesita un vehículo para moverse llamado cuerpo, y cuando se termina el propósito, y llega el momento de partir, se abandona el cuerpo, pero deja un inmenso aprendizaje y recordatorio como legado. Hay personas que están una larga vida porque lo necesitan para su evolución, pero otras se van muy pronto porque ya terminaron lo que vinieron aprender aquí, otras veces no tienen que aprender, solo aportar a alguien un aprendizaje y cuando su misión ha terminado se van. La forma de irse es una incógnita, y las muchas formas de dejar el cuerpo aveces son incomprensibles, pero todo tiene su razón de ser, todo tiene un propósito aún mayor, cada cosa que se hace en éste mundo, hasta el último momento tiene una razón de ser, un entramado, una confiiguración, y un aprendizaje para todas las partes involucradas, para todos los que rodean, o acompañan en el tramo del camino llamado vida. Cuando un ser querido muere, se observa un cuerpo sin vida, pero siguen en otro plano. El ser querido que se va, sigue vivo volviendo a su esencia original, es solo su cuerpo el que ya no está animado por su esencia. Lo que ayuda a continúar es la chispa de vida, esa que tenía en sus ojos, su energía, su sonrisa, su sabiduría etc... El Ser querido que se va, sigue vivo porque no puede ser otra cosa mas que Vida, porque su infinita conciencia nunca puede ser destruida ni olvidada. Todo lo que era, ahora existe en una frecuencia diferente que nuestros sentidos físicos no pueden percibir, simplemente ha dejado ésta pequeña frecuencia, para pasar a otra superior. El sufrimiento que emana a los que quedan aquí, llega a los que se van, y han emprendido el nuevo camino....Y lo pueden captar. Por eso siempre hay que enviarles serenidad y mucho amor desde el corazón, para que acepten con armonía su nueva condición. A través de la oración se les puede enviar maravillosos pensamientos, darles las gracias por todo el tiempo que se disfruto de su compañía, y de todo lo bueno que aportarón a la vida de los que quedan. Los pensamientos y las oraciones que se les envia, son energía y la energía que viaja les llega allá donde se encuentren...Si les llega, por eso es importante serenarse, y enviarles mucho Amor. Cuando un Ser querido se vaya escribale una carta bella, que salga del corazón, leala cada noche, para que conecte con su Alma. Por ejemplo. ( Diga su nombre o parentesco.) Te envío mucho Amor desde mi corazón para que tu nuevo tránsito sea de Paz y Armonía. Gracias, por ayudarme a Crecer, por darme tu tiempo y tu sabiduría, Gracias por ser un gran Maestro/a, en mi Vida ( repita su nombre y parentesco.) No puedo verte porque mis ojos no me lo permiten pero siento tu energía y tu Amor. Quiero que sepas que te amo, se que siempre estarás cerca de mi, y que cuando llegue mi momento de trascender nos volveremos a ver. Gracias por haberme acompañado en ésta Vida. Trate de no escribír cartas u oraciones llenas de amargura, sufrimiento y tristeza, porque el ser querido las recibirá de igual manera, envíele oraciones de Alegría, de Amor, esperanza y Gratitud... Agradezca todo el tiempo que estuvo en ésta vida, bendiga cada momento que compartió con usted, y le acompañó, digale todo lo que le hizo experimentar y sentir en Amor. Agradezca todos los momentos gratificantes que pasaron juntos. Y, si en su corazón se quedó alguna espinita que lastima, algo que quería decirle y ya no se pudo, algún conflicto que hallan tenido en ésta vida, y que no fue resuelto, dígaselo en sus oraciones, hagale saber que todo está bien, perdone y perdónase a sí mismo/a, también... y todo quedará sanado porque le llegarán sus sentimientos. Los pensamientos junto con las emociones crean un sentimiento, y es éste sentimiento es el que conecta con todas las dimensiones, por ello, se debe poner emociones bellas a sus oraciones... Al no estar preparados para afrontar éste tránsito, la idea de la pérdida, es casi insoportable para las familias, por ello es aconsejable la lectura de todo tipo de libros que instruyan durante el proceso del duelo como los de la Doctora. Elísabeth Kübler-Ross (+)

Dejar ir...

▪Dejar ir no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.  ▪Dejar ir no es aislarse, es darme cuenta que no ...