martes, 19 de abril de 2011

La Oración de San Francisco

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, yo siembre amor;
Donde haya ofensa, yo ponga perdón;
Donde haya duda, yo ponga fe;
Donde haya error, yo ponga tu verdad;
Donde haya discordia; yo ponga unión;
Donde haya desesperación, yo ponga esperanza;
Donde haya tinieblas, yo ponga Luz;
Donde haya tristeza, yo ponga alegría.

Oh Divino Maestro, concédeme la gracia de no buscar tanto
Ser comprendido como comprender;
Ser consolado, como consolar;
Ser amado, como amar:
Porque dando es como recibimos,
Perdonando es como somos perdonados,
Y muriendo en ti es como nacemos a la vida eterna.

1 comentario:

  1. hola Isis bueno con tanto comentario es difícil estar a la altura de todos.

    hagamos oración, perdón y perdonar, ser espirituales y mentales, recibir y donar rezar y ser rezados, agradecer y ser agradecidos, querer para ser amados, billar para tener luz, erguirse para ser visto, y ver que el padre esta hay, cerca de nosotros, con nosotros en nuestra alma, y allí ha estado siempre, busquemos dentro de nosotros lo que creemos que esta fuera, miraremos en el espejo del alma y el alma nos enseñara a dios padre celestial.

    cóndor te manda un pequeño manantial de luz, y que en su recorrido sea rió de tu juventud.

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario

El anillo del Rey

Una vez, un rey de un país no muy lejano reunió a los  sabios  de su corte y les dijo: - "He mandado hacer un precioso anill...