miércoles, 6 de julio de 2011

Muéstrame

Muéstrame el camino Padre, muéstrame la verdad, muéstrame o dame una señal para saber si lo que estoy haciendo es un bien para mi, y otros. Muéstrame la belleza de la vida aunque a veces nos tropezamos con piedras amargas, con sufrimientos y enfrentamos reto que a veces pensamos que no vamos a lograr, cada día la vida nos enseña para ir creando ese mundo que desde hace tiempo dispusiste para nosotros, le diste matices de colores, de varios colores y así nosotros escoger el color que más nos agrada, así mismo creaste cosas para nosotros y era exclusivamente nuestra responsabilidad cuidarlas, hacerlas crecer, progresar y hacer de este mundo un paraíso sin imaginación, donde todo es energía y nosotros como mágicos podríamos haber creado una historia sin fin, donde lo bueno, lo honesto, lo equitativito y sobre todo conocer y aplicar la palabra Amor.

Estamos en momentos críticos, porque es el momento de tomar las decisiones que nos ayudaran a aceptar sin temor los cambios, de darnos cuenta de una vez que somos nosotros los únicos que podemos salvar a este sistema, y tomar con positividad y dejar de pensar que el mundo acabara, debemos trabajar para nosotros y los demás, eso se llama dejar el egoísmo, no envidiar, no robar, no matar, si componemos la idea original del Padre y con todos los adelantos tecnológicos y científicos empezamos a dar fuerza, a visualizar un mundo donde todos vivamos bien, seamos prósperos, abundante en paz, tolerancia, en gratitud podemos salvar el mundo y sobre todo utilizando la magia que tenemos cada uno de nosotros .

Y muéstrame Padre lo hermoso que soy internamente, talla en mi ese diamante en bruto, quítale el carbón, y tállalo para que de millones de tonalidades porque de allí es la fuerza para ser cada día mejor. Muéstrame a tiempo mis errores y así no perder mucho tiempo y tomar una dirección recta, justa, balanceada para mi, y los míos. Sé que hemos cometido errores pero es de humano errar, lo importante es saber pedir perdón de corazón y no avergonzarnos , y enseguida comenzar a reestructurar todo aquello que necesite ser objeto de cambio, para que así obtendremos beneficios, de nuestros errores siempre nos quedan victorias, porque es mas loable reconocer, admitir y enseguida trabajar en positivo para beneficioso de la humanidad.

Muéstrame Padre lo humilde que puedo ser, y la humilde no es baja autoestima, la humildad es un don y una virtud, sobre todo muéstrame cada día el camino hacia la fe, la esperanza, el amor porque de eso debemos construir el nuevo mundo.

ELANGELUS. MONICA ZERPA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario

Invocación Llama Trina

La llama trina, o chispa divina, es la semilla de lo divino adentro de nosotros. Es la semilla del Cristo interno y del Buda interno. La ...