Sencilla limpieza de un lugar

Si en el lugar hay mucha concentración de energía negativa, ésta se traduce en tensiones, mal humor, discusiones frecuentes, mala suerte...

Realiza esta sencillísima limpieza cada vez que lo estimes oportuno.

Cuando realices la limpieza del hogar, añade al agua de fregar, tanto para el suelo como para los cristales y espejos de la casa, el zumo de 1 limón, un poquito de sal y 1 chorrito de vinagre y limpia con ésta mezcla que descargará el lugar de energía negativa.

Prende también inciensos y velas de Limón, Coco, Sándalo o Canela, así como aceites aromáticos o ambientadores naturales de los mismos aromas.



http://www.rubenbarea.com/

Comentarios

Entradas populares