miércoles, 6 de febrero de 2013

Los siete planos de manifestación.

 
A diferencia de los materialistas, los estudiantes de ocultismo sabemos que el ser humano es más que un cuerpo físico, el ser humano tiene una sustancia material y otra espiritual.

Ambos aspectos se compenetran pero para fines didácticos, algunos autores lo han dividido en siete cuerpos o planos que corresponden a distintas escalas vibratorias, del más sutil al más denso. Helena Blavatsky fue la primera en hacer esta división, a la cual le siguen autores como Max Heindel y Rubén Cedeño.

Para fines didácticos, los planos de la manifestación se dividen en dos planos:
Los planos en los cuales se desarrolla la vida humana son los siguientes:
  1. Divino o Ádico
  2. Monádico
  3. Espiritual o Átmico
  4. Intuicional o Búddhico
  5. Mental o Monásico
  6. Emocional o Astral
  7. Físico

Plano Ádico: Este plano es el más cercano al Ser Supremo, la mente racional y limitada del ser humano no puede comprender qué hay en este plano, aunque algunos maestros aseguran que es el plano de la voluntad divina. Es el más sutil de los planos, origen de los otros. Ádico quiere decir primordial o el origen. Aquí nace el poder divino.

Plano Monádico: Es el plano de la divinidad. Lo divino se expandió hasta esta segunda esfera que es la de la omnisciencia; es decir, de la sabiduría divina. Algunos Maestros, como Koot Humi, permanecen en este plano. Los estudiantes de ocultismo o filosofía adquieren una pequeñísima parte de la sabiduría divina.

Plano Átmico: Llamado Plano Nirvánico, porque aquí se extingue la consciencia de un yo personal. Aquí nace el amor divino; es el plano de la diplomacia yde la omnipresencia del Ser Supremo.

Plano Búddhico: En este plano todas las consciencias son una, no existe la separatividad. Aquí las cosas se conocen por vivencia y no por medios intelectuales.

El término búddico, viene de buddhi que quiere decir iluminación.

Es muy difícil hacer una descripción de estos planos, porque las palabras solo llegan hasta el plano mental. A estos planos se llega con la vivencia y no con el estudio meramente intelectual.

Plano mental: Es el plano del pensamiento.

Para los científicos materialistas, el pensamiento es producido por el cerebro, fenómeno que presuntamente se explica debido a reacciones químicas del cerebro; no obstante, el cerebro no es la fuente del pensamiento, así como la materia no produce el pensamiento, el pensamiento produce la materia. Estas reacciones químicas descubiertas por la ciencia materialista son en realidad el reflejo de la actividad de un plano que no es físico: el mental. Los pensamientos que nacen en el plano mental producen reacciones químicas en el cerebro físico, y no al revés.

Plano astral: Aquí se originan los sentimientos y las emociones. Es el plano del deseo que impulsa a la acción. Su naturaleza es atraer para sí las sustancias semejantes para su crecimiento. Por ejemplo, si alguien desea hacer daño a otra persona, se atrae sosas semejantes para sí y como ambas energías son destructivas, se destruyen entre sí. Esta es la esfera de la paz, del misticismo, de la provisión.

Plano físico: Es el plano más denso. El plano físico tiene tres estados químicos: sólido, líquido y gaseoso. La parte química de este plano, tiene una contraparte etérica, en el que encontramos cuatro subdivisiones: éter de asimilación y excreción, éter de reproducción, éter de circulación y éter de memoria. Este es el plano que podemos percibir con los cinco sentidos.

Con el actual método científico, solo se conocen los fenómenos que ocurren en la materia, fenómenos que tienen su origen último en otros planos. Para conocer otros planos, se debe desarrollar la facultad de clarividencia.


Fuentes de Consulta
Cedeño, Rubén; Magno libro de la Enseñanza.
Heindel Max; El Concepto Rosacruz del Cosmos

1 comentario:

  1. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario

Mitos Falsos sobre el Tarot

Hay tanta ignorancia con respecto a lo que es un verdadero tarot  de su utilización  y el funcionamiento de éste que he querido escribir est...