jueves, 30 de junio de 2011

Neftis

Neftis, Nebet-Het "Señora de la casa" –de Horus-. Simboliza la oscuridad, la parte invisible, la noche, la muerte. La reina de los infiernos y la muerte; terror de amor y ley (la Ereshkigal de la mitología mesopotámica), la que acompaña al alma del difunto en su descenso al inframundo, lugar donde será purificada esa alma con los sufrimientos del averno, después de lo cual Neftis (la Coatlicue Azteca) lo recoge y lo lleva a casa, a la morada de Agnostos Teos, el Dios desconocido.

Todos los seres humanos tenemos la oportunidad de regenerarnos antes de morir, es decir, la oportunidad de eliminar de nuestro interior todas nuestras perversidades, egoísmos, celos, envidias codicias, estados lujuriosos, iras, etc., y así adquirir el derecho de fusionarnos con la Divinidad; si no nos regeneramos en vida, al morir nos enfrentaremos al juicio final (del que hablan todas las teogonías) de modo que las almas que no se purificaron en vida (por las buenas) seremos purificadas (por las malas) en los Mundos Infiernos.

Neftis está íntimamente asociada a Isis y representa lo opuesto a ésta.
Nombre egipcio: Nebet-Het. Nombre griego: Neftis.

Fue representada como mujer con el jeroglífico de su nombre a modo de corona, Neb-Hut, una cesta y una casa. A veces lleva unos cuernos con el disco solar (simbolizando que está protegida por Ra), y otras tenía forma de milano (ave de Presa –la que custodia el alma-). Tuvo muchas otras formas, pues era una de las dos Maat, una de las dos Meret (Este nombre significa: la amada. Diosa de la música, del canto y de la danza, que se elevó al rango de divinidad) y una de las dos plumas del tocado de Ra. También se la representaban con un par de alas (símbolo de dos aspectos de la Madre Divina), ya que con ayuda de su hermana Isis, llevaba a los muertos a otra vida.

Dentro de los misterios del Eterno Femenino, Isis, representa la Luz, la Sabiduría, la armonía y el orden; Neftis, representa la obscuridad, la ignorancia, el caos y como la Luz y la Obscuridad se hermanan en el eterno par de opuestos, nos podemos explicar lo siguiente: Neftis era hija de Geb y Nut, hermana de Isis y Osiris, esposa-hermana del perverso Seth, (que junto con sus demonios rojos, alegoriza los diferentes Egos que en nuestro interior cargamos). Como no pudo tener hijos de Seth, en su representación de tentadora o mujer fatal, mantuvo relaciones con Osiris y concibió un hijo: Anubis. Formaba parte de la Enéada de Heliópolis (los dioses más antiguos del Panteón egipcio).

Al principio de la creación del mundo junto a su esposo Seth, sembraba caos y destrucción, al contrario que su hermana Isis, y su esposo Osiris, que civilizaron al mundo e inculcaban la paz y el amor. Habitaba en las regiones hostiles, tales como el desierto, donde guiaba a los viajeros, (símbolo del difícil y amargo camino que le espera al fallecido) así como también representaba al viento del Este, lugar por donde nos llega el cobro por nuestras malas acciones.

Por ello, fino lector, debemos "Orad sin cesar para que encontremos al Señor con alegría y no con dolor".
A Neftis, por ayudar a Isis a embalsamar a Osiris se la relacionaba con los ritos funerarios; ambas asistían a los difuntos, cuidaban de su bienestar y propician su viaje al Duat (o inframundo) mediante cánticos. Se la solía representar con las alas desplegadas junto a la cabeza del difunto.

Su nombre Nebet-Het significa "Señora de la casa", entendiéndose por "casa" el lugar celeste donde vive Horus; recibió los apelativos de Urt-hekau "Poderosa en palabras", junto a la diosa Isis "las divinas Ururty" en el Libro de los Muertos; "Señora del cuerpo" –de Osiris–, por ayudar a Isis a embalsamar a dicho dios. Fue asemejada a las diosas Seshat y Anukis.
Se la veneraba en Dióspolis Parva . También en Komir, junto a Anukis, y en Sepermeru, junto a Seth. En Menfis, en la forma de Menjet.

1 comentario:

Deja aqui tu comentario

Invocación Llama Trina

La llama trina, o chispa divina, es la semilla de lo divino adentro de nosotros. Es la semilla del Cristo interno y del Buda interno. La ...